Carillas de composite

Es uno de los tratamientos dentales más indicados para mejorar la sonrisa y de los menos invasivos.

Se trata de un tratamiento que consiste en la aplicación de sucesivas capas de composite directamente sobre el diente, sin necesidad de enviar a un laboratorio a fabricar las piezas. El dentista va aplicando el material y lo va moldeando sobre el diente hasta darle la forma y el tamaño perfectos. E incluso el color, ya que el dentista va trabajando el color del composite para que el resultado se mimetice con el resto de los dientes.

Al contrario que en las carillas de porcelana, el composite apenas alcanza un grosor considerable, por lo que no es necesario tallar el diente para compensar. Se aplica directamente sobre el mismo y queda muy natural.

Hay cuatro motivos principales que pueden llevar a decidir usar un tatamiento de carillas de resina compuesta:

  1. Corregir el tamaño de los dientes: alargar incisivos, o igualar uno con otro, los caninos…
  2. Corregir la forma de los dientes: si tienen los extremos muy desgastados, o incluso falta un trozo…
  3. Corregir la separación entre dientes: si están demasiado separados unos de otros, especialmente en los más visibles.
  4. Corregir el color: si hay algunos que han cambiado su coloración con respecto a los demás.
Sin duda es uno de los tratamientos más sencillos de realizar y menos molesto, y se consigue unos resultados espectaculares. Además, la durabilidad de este tratamiento es de entre 2 a 5 años. Pasado ese tiempo quizás será necesario realizar algún retoque, sobre todo en lo referente al color, ya que el café, el tabaco y otros productos que atacan al color de los dientes lo hacen también a las carillas.

Además, hay otros cuidados evidentes que hay que tener, que no son muy diferentes de los que ya tenemos habitualmente con nuestros dientes: no usarlos para cortar objetos (hilos, celo…), tener cuidado al morder frutos secos… y al menos pasar por el dentista una vez al año para su revisión. En realidad, se trata de las mismas precauciones que hay que tener con tu dentadura sin composite.